10/02/2020
Panorama MUNDIAL en 5 minutos
Para los mercados granarios existen tres puntos claves: China y su crisis sanitaria, el cumplimiento del acuerdo Fase 1 y el informe de oferta y demanda del USDA, que no tomaría en cuenta tal acuerdo. De estos factores sale el balance de precios de corto plazo para soja, maíz y trigo. El USDA indicó que no hay cantidades indicadas en el acuerdo, por eso no puede usarlo para apalancar exportaciones y deprimir inventarios.
Wall Street sube ligeramente, y globalmente caen las Bolsas en Asia y Europa ante la preocupación por la situación en China (casi 1.000 muertos y más de 40 mil los infectados). Alarma la aparición de casos en gente que nunca había estado en China. El Banco Central chino vuelve a inyectar liquidez y poco a poco empieza la activación, aunque provincias como Hubei (60 M de habitantes), siguen paralizadas.
TRIGO: tiene la necesidad de ajustar frente al WASDE USDA de mañana. Técnicamente la tendencia de largo plazo es positiva, pero el corto plazo va en sentido contrario. Para mañana se aguarda en promedio una caída de stocks desde los 26.25 M tn del informe de enero hasta los 25.95 M tn.
El dólar no cede y ha venido lastimando las exportaciones de trigo USA, que hasta acá habían tenido un desempeño importante, aprovechando una Rusia, que está vendiendo 15-17% menos que la campaña previa. Va promediando una campaña exportadora bastante decente.
Exportaciones: las ventas acumuladas de trigo USA se ubican en torno del 80% del target USDA para toda la campaña, vs el 81% del promedio 5 años.
Rusia: puede encontrar un desahogo a partir de mediados de año cuando ingrese la nueva cosecha. Varias semanas de lluvias persistentes han mejorado la situación de los lotes; la única duda tiene que ver con la llegada de bajas temperaturas en trigos que han pasado un invierno amigable y no tienen suficiente cobertura de nieve. De hecho, ya sucedió este fin de semana, si bien la temperatura del suelo no bajó lo suficiente como para generar daños.
China: está comprando trigo francés, australiano y ruso, pero aplicando el mismo juego que en soja elude sistemáticamente cerrar negocios con Estados Unidos.
MAÍZ: ajuste de cara al informe de mañana del USDA, no inclusión del acuerdo Fase 1 y su potencial de demanda baja las expectativas de importantes recortes de stocks, en promedio ubican la opinión del mercado en 47.34 M tn como inventarios finales para EE.UU., vs 48.06 M tn del informe de enero. En cuanto a los inventarios a nivel mundial se imagina una caída de los 297.81 M tn del informe previo a 297.19 M tn.
Exportación: las ventas acumuladas bordean el 50% del target USDA para todo el ciclo comercial, vs el 61% del promedio 5 años a esta altura de la campaña.
Brasil: las lluvias van tornando lenta la implantación de la safrinha, aunque todavía dentro del promedio cinco años. El maíz de segunda zafra explica el 75% de la producción del vecino país y su suerte define la mayor o menor presencia exportadora de Brasil.
SOJA: Xi Jimping indicó que cumplirá lo pactado en el acuerdo Fase 1, eso generó una mínima esperanza, aunque se sospecha que China esperará a que los precios se depriman lo suficiente y recién allí darán algunos pasos. Para los inventarios mundiales se aguarda un volumen de 96.90 M tn vs 96.67. Mañana el mercado espera en promedio stocks en torno de 12.05 M tn, vs 12.92 M tn en el informe de enero.
Exportación: ventas acumuladas en soja USA alcanzan al 67% del target USDA para todo el ciclo comercial, vs el 79% del promedio 5 años para esta altura de la campaña.
China: se cree que anotó al menos 1 M tn de soja brasileña la semana pasada. Brasil mantiene un descuento respecto del valor de la oleaginosa USA y el gigante asiático cumple con lo enunciado: comprar según condición de mercado.
Sudamérica: debido a una mayor producción en Brasil y la Argentina (se especula con 123.65 y 53.15 M tn respectivamente).
Brasil: avanza con su cosecha y va rumbo a un record de producción (los analistas se debaten entre 124 y 126 M tn), eso sí, con lluvias que irán haciendo más lenta la llegada de los granos a los puertos. Se destaca la situación de una gran aceitera argentina, que estaría en condiciones de empezar a solucionar sus problemas y volver a operar.