06/11/2019
Panorama MUNDIAL en 5 minutos
El panorama en los mercados granarios parece definido: los movimientos serán mínimos hasta saber qué dice el informe de oferta y demanda del USDA que se conocerá el próximo viernes. Los fondos siguen ajustando su posición, aunque sin abandonar un planteo defensivo.
SOJA: Pesa la situación con China, tanto en negociación con EE.UU. como la ausencia de compras del gigante asiático, se han caído tras la última reunión en Washington. Se habla de fines de noviembre como fecha para la firma de la llamada Fase 1. Estamos en medio de la presión de cosecha, con lo que significa para los precios, además aumentan las ventas del farmer. El aceite sumó dos jornadas en retroceso, impacta en los precios del poroto. El acumulado de embarques para EE.UU. lleva un 19.8% del target USDA para toda la campaña, vs 22.5% para el promedio 5 años. Brasil: las lluvias van alejando fantasmas respecto de la siembra (46% implantado vs 43% el año pasado a la misma fecha); no genera soporte a Chicago. Las exportaciones acumuladas marchan 6% abajo del año previo. La soja USA depende de China más que nunca. La falta de un acuerdo sería una complicación insalvable.
MAÍZ: China podría ser la tabla de salvación de un maíz USA que viene a los tumbos de exportaciones (embarques 62% abajo del año previo), hace falta un acuerdo. Los precios de USA se han puesto a tiro de los del maíz brasileño y resultan atractivos para el mercado chino. Sin embargo, Corea del Sur, cliente de EE.UU., le compra maíz a Ucrania. Con un escenario demorado -el farmer privilegió la soja y los lotes de maíz tiene en general aun mucha humedad-, el avance de cosecha origina de todos modos presión sobre las cotizaciones. Se espera un recorte importante de stocks en el WASDE, algunos no ven una caída de rindes y especulan con un recorte de las exportaciones). El grueso del mercado apuesta a un final feliz para los precios. Las exportaciones de Brasil están 132% arriba del año pasado, y han sido una pesadilla para Chicago.
TRIGO: El trigo USA no tiene malos números vinculados con la exportación. En el mundo sobra trigo, aunque la mitad es de China. Rusia está dejando vivir al resto de los exportadores: vende menos que un año atrás, arranca con stocks deteriorados y sus precios se han estabilizado en niveles altos. Los embarques de trigo USA vienen 22% por encima del año pasado, los últimos números no han sido buenos. Las siembras del nuevo trigo de invierno en EE.UU. entraron en la recta final, con una condición de cultivo superior a la de la campaña previa. Rusia: un rublo muy fuerte se suma para impedir que se devore el mercado. Incluso el mercado de futuros de París, referente de la Unión Europea, muestra agotamiento. Egipto: La última licitación, se resolvió a favor de Francia y Rusia, con un precio promedio u$s 2 por debajo del anterior llamado. Se cortan seis alzas consecutivas. Todo indica que por ahora el trigo ha llegado a un techo.